Presentan informe sobre desplazamiento interno

La  organización Refugees Institute International, con sede en Estados Unidos y  la Mesa de Sociedad Civil contra el Desplazamiento Forzado por Violencia y Crimen Organizado -de la cual FESPAD es parte- presentaron  este jueves 30 de julio, el informe “Huir o Quedarse, un Acto Suicida”: Desplazamiento Interno en El Salvador.

20150731_085835

Este importante reporte es el resultado de una misión “In Situ” realizada durante el mes de junio por Refugees Institute International (RI) con sede en Washington D.C. Entre sus principales hallazgos señala que el gobierno de El Salvador no reconoce la magnitud de la violencia ocasionada por las pandillas y que está forzando a las familias salvadoreñas a un éxodo masivo al interior del país y las naciones vecinas.

El informe añade que ahora las personas huyen porque quieren salvar sus vidas y las de sus hijas e hijos de las pandillas o maras. El reporte cita datos del Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno  (IDMC por sus siglas en ingles), organización internacional con sede en Ginebra, Suiza, que calcula en 288,000 la cifra de desplazados internos en El Salvador.(1)

RI junto a la Mesa de Sociedad Civil contra el Desplazamiento Forzado por Violencia y Crimen Organizado están pidiendo que el gobierno de El Salvador implemente una estrategia humanitaria integral para abordar las necesidades de las personas desplazadas por violencia de pandillas y que los países vecinos se solidaricen y garanticen que las familias que muestran temores fundados por graves violaciones a derechos humanos, persecución, o tortura se les brinde protección hasta que puedan volver a casa sin peligro. Este documento, presentado también de forma alterna en Washington D.C a tomadores de decisiones y activistas revela que gran parte del país está bajo el control de facto de las bandas criminales.

“Mientras que el gobierno centra su atención en tratar de combatir las pandillas, poca atención está dado a las víctimas de las pandillas,” dijo Sarnata Reynolds, asesora principal de derechos humanos de RI.

El año pasado, más que 32,000 niños y niñas salvadoreñas no acompañados llegaron a la frontera estadounidense. Aunque los números han disminuido este año, no se debe a que menos niños están huyendo de El Salvador, pero debido a que más deportaciones están ocurriendo desde México. Por primera vez, México está registrando más deportaciones de salvadoreños que los Estados Unidos. En su informe, RI pide a los Estados Unidos y México que presten mayor atención para garantizar que los salvadoreños huyendo de persecución y otras violaciones de derechos humanos tengan acceso a un oficial de asilo antes de ser deportados.

“Es fundamental que los países de la región mantengan las fronteras abiertas a los que están buscando protección,” dijo la Sra. Reynolds. “Los que huyen tienen derecho de solicitar y recibir protección cuando han huido de un riesgo creíble de tortura o persecución. Es inadmisible que sean devuelto a un país donde su vida está en grave riesgo.”

“Huir o Quedarse, un Acto Suicida”: Desplazamiento Interno en El Salvador. Puede ser consultado en:www.refugeesinternational.org.

(1) Internal Displacement Monitoring Centre. Global Overview 2015: People Internally Displaced by Conflict an Violence. http//www.internal-displacement.org/assets/library/Media/201505-Global-Overview-2015/20150506-global-overview-2015-en.pdf

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *