Restricciones de COVID-19 no deben detener la libertad de reunión y asociación

COMUNICADO DE PRENSA1

Las restricciones de COVID-19 no deben detener la libertad de reunión y asociación, dice el experto de la ONU2

GINEBRA (14 de abril de 2020)

Un experto de las Naciones Unidas pidió hoy a los Estados que no utilicen las declaraciones de estado de emergencia durante la crisis de COVID-19 para imponer restricciones generalizadas a la libertad de reunión y asociación pacíficas, y publicó directrices detalladas que los gobiernos y los organismos encargados de hacer cumplir la ley deben seguir para evitar abusos de los derechos humanos.3

«Ningún país o gobierno puede resolver esta crisis sanitaria por sí solo y me invaden las preocupantes tendencias y limitaciones que se desprenden de los informes de la sociedad civil en todo el mundo, incluida la capacidad de la sociedad civil para apoyar una respuesta eficaz a COVID-19», dijo Clément Nyaletsossi Voule, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.

«Las organizaciones de la sociedad civil son clave para ayudar a los Estados a enmarcar políticas inclusivas, difundir información y proporcionar apoyo social a las comunidades vulnerables que lo necesitan», dijo.

En sus 10 directrices, el experto dijo que cuando se adoptan nuevas leyes o reglamentos, cualquier limitación de derechos que se imponga debe adherirse a los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad. La libre circulación de la información es crucial en tiempos de crisis y deben evitarse las leyes que penalizan las ‘noticias falsas’, incluidas las dirigidas a los defensores de los derechos humanos.

«Es inadmisible declarar restricciones generales a los derechos humanos y las libertades fundamentales», dijo Voule. «Se deben prever excepciones para los actores de la sociedad civil, en particular los que vigilan los derechos humanos, los sindicatos, los servicios sociales que prestan asistencia humanitaria y los periodistas que cubren la gestión de la crisis».

«El estado de excepción no debe poner en peligro las libertades de reunión pacífica y de asociación», dijo el experto en derechos humanos.

Voule dijo que sus Directrices podrían ayudar a los Estados a reevaluar las medidas que ya están en vigor para garantizar el cumplimiento de sus obligaciones en materia de derechos humanos y tener plenamente en cuenta las demandas de los ciudadanos.


1 Esta información ha sido generada en inglés por www.ohchr.org. FESPAD sólo la reproduce a efectos de darla a conocer en El Salvador. FESPAD participó en la sesión virtual con el Relator Especial Clément N. Voule, realizada en días recientes, oportunidad en la que presentó un informe de país.
2 Publicación original en: https://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=25792&LangID=E
3 Puede consultar las directrices en: https://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=25788&LangID=E


También puede descargar el documento aquí: https://cutt.ly/Yt0p8tl
Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *