Comunicado: Agroquímicos tóxicos y monocultivo de caña de azúcar, una verdadera tragedia en El Salvador.

En el día mundial de lucha contra la transnacional MONSANTO, comunidades campesinas, grupos de base y organizaciones no gubernamentales expresamos nuestra profunda preocupación por el incremento descontrolado del monocultivo de caña de azúcar y su consecuente uso de agroquímicos tóxicos con lamentables afectaciones en la salud de la población. Las tasas extremadamente altas de insuficiencia renal se atribuyen especialmente al uso de estos productos. En los últimos años, miles de personas a lo largo de la costa salvadoreña han muerto por insuficiencia renal.

Además, anualmente los agroquímicos son responsables de la intoxicación directa de 1 de cada 1000 salvadoreños (94,6 casos de intoxicación por cada 100.000 habitantes1). Sin considerar los altos índices de enfermedades como el cáncer, daños al sistema nervioso, al sistema hormonal y otras morbilidades también asociadas a los agroquímicos. Adicionalmente de los daños a la salud, el uso de agroquímicos y prácticas como el monocultivo de caña de azúcar tienen altos costos ambientales como el deterioro del suelo, la destrucción de biodiversidad, la alteración del microclima, la contaminación del aire y el agotamiento de los suministros de agua.

La agroindustria azucarera alega que el monocultivo de caña y la producción de azúcar es una importante fuente de trabajo para muchos salvadoreños y una de las escasas fuentes de divisas, lo que fortalece la economía salvadoreña. No obstante, tras de ello se esconden vulneraciones a derechos laborales e incumplimiento de las normas de salud y seguridad ocupacional, bajos salarios y jornadas extenuantes en condiciones precarias.

Las estadísticas del Banco Central de Reserva (BCR), indican una tendencia sostenida en el incremento de la producción y comercialización de azúcar, por ejemplo: en 2018, la venta de azúcar alcanzó los 178.2 millones de dólares, en 2019 subió a 193.3, mientras que en 2020, a pesar de la pandemia, El Salvador comercializó azúcar por un valor de 215.6 millones de dólares. A pesar que estas cifras ya son considerablemente altas; todo indica que en 2021, también se experimentará un crecimiento, pues ya se reportan 80.3 millones de dólares en ventas de azúcar.

Esta producción intensa y acelerada profundiza la brecha de desigualdad en el país, entre la agroindustria y la vida de los y las campesinas, pues contrariamente a lo que pudiera pensarse, la riqueza asociada a la exportación de azúcar no genera bienestar para las comunidades, al

Por tanto, en este día que a nivel mundial se libera una lucha contra la máxima producción de agrotóxicos, la transnacional MONSANTO. EXIGIMOS:

  1.  A la Asamblea Legislativa. Prohibir los 53 agro tóxicos, considerados en el decreto legislativo N. 473.
  2. Al Ministerio de Agricultura y Ganadería. Hacer efectiva las prohibiciones y regulaciones de prácticas como el riego aéreo y la quema, en los cultivos de caña de azúcar y frenar la expansión de este monocultivo. Además debe evitar cualquier negociación con transnacionales productoras de agrotóxicos como MONSANTO.
  3. Al Ministerio de Salud. Garantizar de forma efectiva el derecho a la salud de las personas que sufren insuficiencia renal debido a la exposición de agrotóxicos utilizados en el monocultivo de la caña de azúcar.
  4. Al Ministerio de Trabajo. Tutelar los derechos de los y las trabajadoras en lo relativo a la utilización y contacto con sustancias agrotóxicas por parte de las personas trabajadoras de la industria cañera; y supervise el adecuado manejo y utilización de las mismas en el ámbito de sus competencias y aplicando las normas de salud y seguridad ocupacional.
  5. A las comunidades campesinas, grupos de base, iglesias, universidades y organizaciones de la sociedad civil. Movilizarse con el objetivo de frenar la expansión del monocultivo de caña de azúcar y exigir la prohibición de los agroquímicos tóxicos por estar generando una verdadera tragedia en las comunidades agrícolas salvadoreñas.

UNA NUEVA AGRICULTURA ES POSIBLE,

SIN AGROQUÍMICOS NI MONOCULTIVOS

San Salvador, 19 de mayo de 2021


1 Quinteros, E. R. & López, J. A. Acute pesticide poisonings epidemiology in El Salvador. ALERTA Rev. Científica Inst. Nac. Salud 2, 125–134 (2019).contrario, las poblaciones circundantes a los campos de caña son cada vez más pobres y vulnerables.

Comunicaciones

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *