COMUNICADO: Ante las movilizaciones masivas actuales de población migrante


La Mesa de la Sociedad Civil contra el Desplazamiento Forzado por Violencia de El Salvador (MCDF), atendiendo a las movilizaciones masivas actuales de población migrante centroamericana,  a través del presente comunicado, expresa su preocupación ante la situación de derechos humanos de aproximadamente 4.000 personas migrantes y desplazadas que integran las caravanas conformadas el 15 y 20 de enero del presente año desde El Salvador, Guatemala y principalmente Honduras, con destino a México y Estados Unidos.

La MCDF pretende dar a conocer tanto a la Nación como a la comunidad internacional que:

  1. De acuerdo con la información recabada por las propias organizaciones de la sociedad civil de la MCDF y la prensa internacional, las personas integrantes de las caravanas han sufrido una fuerte represión militar en las fronteras oficiales y en otros puntos fronterizos por parte de los Estados de Guatemala, Honduras y México, así como fuertes controles migratorios, tratando de impedir su libre circulación por territorio centroamericano y mexicano. De forma más concreta, el gobierno mexicano ha negado la entrega de salvoconductos a las personas migrantes y ha detenido a más de 400 personas en la zona sur del país con el fin de impedir que lleguen a la frontera con los Estados Unidos. La Guardia Nacional mexicana desplegada, armada con escudos antidisturbios y rociando gases lacrimógenos, bloquearon el camino a las personas migrantes que cruzaron la frontera sur de forma irregular, cometiendo graves agresiones que constituyen una violación a la Convención Americana sobre Derechos Humanos, y la Declaración de Cartagena sobre Refugiados, entre otros instrumentos del derecho internacional como el Plan de Acción de Brasil, la Declaración de Acción de San José, la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes y el Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones (MIRPS).
  2. El Estado salvadoreño, a través de las entidades garantes de la protección de las personas migrantes y desplazadas internas, debe respetar, garantizar y emitir medidas para el cumplimiento efectivo del derecho humano a la libertad de circulación y evitar acciones de intimidación dirigidas a los grupos que huyen a causa de la violencia social generalizada, tal y como se evidenció en la intervención realizada por las autoridades salvadoreñas ante la caravana de personas que se disponían a migrar el 20 de enero del presente año. Este fenómeno pone de manifiesto la prevalencia de un enfoque de seguridad nacional en perjuicio de los derechos de las personas.
  3. De manera general, los estados no asumen de manera efectiva sus obligaciones de protección, asistencia y acompañamiento a las personas migrantes y desplazadas internas, y como agravante criminalizan el trabajo desarrollado por personas defensoras de derechos humanos, y miembros de organizaciones de la sociedad civil, tal y como ha ocurrido en Guatemala y México a raíz de las caravanas de enero de 2020.

Por lo tanto, la MCDF:

Condena enérgicamente las acciones de represión, detención y criminalización hacia las personas migrantes por parte de los estados mencionados, tratándose de una vulneración de sus Derechos Humanos, y especialmente si tenemos en cuenta a aquellos grupos en situación de mayor vulnerabilidad como son la niñez, personas del colectivo LGBTI y mujeres embarazadas, quienes constituyen un tercio de los miembros de las caravanas.

De igual manera, instamos a los estados a no seguir privilegiando la militarización y la seguridad fronteriza desde acuerdos bilaterales promovidos bajo intereses estrictamente económicos. Proponemos que se sigan impulsando los procesos de integración y reintegración de acciones en favor de las personas migrantes, desplazadas internas, refugiadas y retornadas.

San Salvador, 28 de enero de 2020.


Puede descargar el documento aquí: https://cutt.ly/lrTK2xU
Comunicaciones

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *