Comunicado: Mesa de Protección a Periodistas sobre primer año del Gobierno de Bukele

A un año de gobierno de Nayib Bukele expresamos nuestra profunda preocupación por el elevado número de vulneraciones a la libertad de prensa, expresión y acceso a la información.

El centro de Monitoreo de Agresiones a Periodistas de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) registra 61 vulneraciones en el periodo del 1 de junio de 2019 al 31 de mayo del 2020.

En un año hubo 30 restricciones al ejercicio periodístico, 10 bloqueos al acceso a la información pública, 10 ataques digitales, 4 acosos digitales, 2 amenazas a la vida, 2 declaraciones estigmatizantes, 2 despidos injustificados y 1 despido masivo cometido por el Órgano Ejecutivo.

Comparando el primer año del gobierno de Bukele con el último de su antecesor, Sánchez Cerén, las cifras se han cuadruplicado y dejan un total de 71 víctimas, entre ellos: 30 hombres, 17 mujeres, 14 colectivos y 10 medios de comunicación.

Las agresiones iniciaron desde su primer día en el cargo, al impedirle el acceso al acto de toma de posesión a un periodista de El Diario de Hoy por parte del Batallón Presidencial. Posteriormente, las agresiones y restricciones se dieron de forma sistemática para impedir que la prensa tenga información que pueda cuestionar la gestión gubernamental.

Esto ha llevado a que el Ejecutivo impida a Revista Factum y Periódico El Faro el ingreso a conferencias de prensa, que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional Civil obligue a periodistas a eliminar material gráfico de sus equipos, e incluso que sufran amenazas.

A nivel digital, el mismo Presidente Bukele desde su cuenta de Twitter ha incitado a que periodistas que han publicado información sensible al gobierno sean acosados y atacados digitalmente, mientras que a otros, entre ellos Angélica Cárcamo, presidenta de APES, sean bloqueados de las cuentas oficiales violentando el acceso a la información pública.

Para la prensa ha sido difícil, ya que grupos de Whatsapp de la Secretaría de Prensa de Casa Presidencial han sido cerrados y hasta se reportan intentos de vulneración digital a las cuentas de algunos periodistas que han querido ir más allá de la información oficial.

La pauta publicitaria del gobierno es otorgada como premio o castigo, con lo que intenta doblegar la independencia informativa de los medios al ser retirada si se le critica o publica información incómoda para la gestión. Esta situación se agravó durante el actual periodo de Emergencia Nacional por el Covid-19.

La Mesa de Protección a Periodistas ha buscado espacios de entendimiento y diálogo con el Ministerio de Seguridad Pública y Justicia, Ministerio de Trabajo y Previsión Social, y el Instituto de Desarrollo de la Mujer, pero no hubo respuesta.

Es así que exigimos al Gobierno de Nayib Bukele asumir una política de apertura hacia la prensa, como elemento democratizador de nuestra sociedad, ya que solo el libre ejercicio periodístico podrá garantizar la transparencia a través de brindar información precisa a la población.

San Salvador, 3 de junio de 2020.


También puede descargar este comunicado aquí: https://bit.ly/3cI5lFL
Comunicaciones

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *