Conversatorio sobre LEPINA

Implementación LEPINA es un avance para el país en derechos de la niñez.

En la acostumbrada discusión de cada semana, esta vez se abordó la Ley de Protección de la Niñez y Adolescencia -LEPINA-; el personal de FESPAD conoció los aspectos positivos y negativos de dicha normativa y sus implicaciones en la vida de la niñez y adolescencia en nuestro país.

Nuestra compañera Ismelda Villacorta, colaboradora del programa de Seguridad Ciudadana y Justicia Penal, fue la responsable en ilustrar la LEPINA.

Para Ismelda, el aporte que representa esta ley, luego de un vacío que duró más de 20 años, es el identificar los diversos derechos y deberes de los niños, niñas y adolescentes, así como las responsabilidades por parte del Estado para el cumplimiento de los mismos y de esta formar garantizar el disfrute de tales derechos.

La discusión generó diferentes valoraciones entre nuestros compañeros; el coordinador del programa de Seguridad Ciudadana, Nelson Flores, asegura que en toda implementación de ley, siempre se genera una serie de malas interpretaciones.

En ese sentido, Ismelda comentó que en un principio se difundió, en los medios de comunicación y entre la población salvadoreña, la idea de que los padres de familia ya no tendrían control o autoridad sobre sus hijos e hijas y que estos últimos podrían demandarlos, cuando en realidad la ley no plantea eso.

La ley plantea un sistema de protección integral que pasa por el ministerio de Seguridad Pública.

Asegura nuestra amiga Ismelda, que hoy tenemos una ley que representa avances en la protección a la niñez y la adolescencia, pero que hoy en día, la responsabilidad de las organizaciones sociales involucradas debe ser la controladuría para la implementación correcta de la normativa a partir de enero de 2011, que será cuando entre en vigor de manera completa.

Para concluir, Nelson Flores comentó al resto de compañeros y compañeras, que los problemas que enfrenta la implementación de la LEPINA es el desconocimiento que tienen los actores involucrados y la sociedad en general y la falta de presupuesto para que las instituciones responsables cumplan con su papel asignado.

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *