Corrupción, el común denominador en los gobiernos de ARENA

En El Salvador, lamentablemente, la corrupción es vista hasta con normalidad, con leyes obsoletas que permiten el enriquecimiento ilícito, la malversación de fondos públicos, la evasión fiscal, actos que le cuesta al país millones y millones de dólares y que inciden directamente en la transgresión a los derechos humanos.

Jessica Guzmán. Peródico digital VOCES (www.voces.org.sv)

Más de 10 mil millones de dólares malversados desde la administración pública en los gobiernos de ARENA, sin contar en este dato el monto en la corrupción fiscal, pone de manifiesto una cultura corrupta, apoyada por leyes obsoletas, así lo expuso el economista Salvador Arias, en el foro Radiografía de la Corrupción en El Salvador.

El foro más que una ponencia es parte de una campaña contra la corrupción que están realizando un conjunto de organizaciones, entre ellas FESPAD, ARPAS, Centro para la Promoción de Derechos Humanos “Madeleine Lagadec” y la Iglesia Sueca  con el apoyo de la Unión Europea.

Arias fue uno de los ponentes con el tema Mapeo Histórico de la corrupción en El Salvador, con el que detalló las millonarias sumas de dólares malversados en los gobiernos areneros.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Corrupción y más corrupción

En el gobierno de Alfredo Cristiani, en el período 89 – 94, hubo, asegura la investigación de Arias, 47 casos de corrupción con un monto de $3 mil 430 millones; en corrupción fiscal el monto llega a $1,765 millones.

En tiempos de Armando Calderón Sol, 94 – 99, se detectaron 83 casos de corrupción con un monto $449 millones y en corrupción fiscal $4,517 millones. Entre los casos más destacados están el de Inazucar con $144 millones; Finsepro-Insepro con $172 millones y fraude a la economía pública por $34 millones.

En el gobierno del  famoso y buscado ex presidente arenero, Francisco Flores, en el período 99 – 2004, se mantuvieron los casos de corrupción pública en 83, pero por un monto mucho mayor, ya que suma $8,136 millones y en la corrupción fiscal por $7,515. Los casos más relevantes son los contratos amañados en Nejapa Power y Duke Energy por $4,286 millones, casos de ANDA suman $100 millones y los eurobonos $78.

En el gobierno de Elías Antonio Saca de 2004 – 2009 se detectaron 43 casos de corrupción pública por $490 millones y una suma de $10,601 en corrupción fiscal. Los casos más relevantes es la malversación de fondos de la cuenta de Casa Presidencial por $219 millones, la contratación de eurobonos por $43 millones, sin olvidar los $73 millones en la famosa Diego de Holguín, ahora Monseñor Romero.

En esta investigación también sale a relucir el ex candidato presidencial de ARENA y actual alcalde de San Salvador Norman Quijano, quién en su período desde el 2009 se le han detectado diez casos de corrupción por $8.6 millones expuso Arias.

Leyes obsoletas

El asesor técnico de la Subsecretaría de Transparencia y Anticorrupción, Aquiles Parada expuso el tema Abordaje jurídico de la corrupción en El Salvador y enfatizó en que la legislación salvadoreña no previene, ni sanciona eficazmente la corrupción pública ni privada.

Parada dijo que los delitos más comunes son el peculado, peculado por culpa, pero, aunque sean procesados y condenados con una pena que puede ser máximo 15 años de prisión, no son inhabilitados para volver a optar para ese cargo.

“En el Derecho Penal se refiere no solo sancionar el delito, sancionar al responsable, sino que contempla resguardar la debida administración pública y eso significa que personas que han sido sancionada por esto puedan nuevamente acceder a la administración pública”, dijo Parada, quien agregó que “se debe modificar la legislación en ámbito penal, ya que la norma vigente no responde a las necesidades del combate a la corrupción”.

La ley sobre el enriquecimiento ilícito de funcionarios y empleados públicos data de 1959 por tanto es obsoleta, no responde a necesidades ni a la realidad de administración pública.

A más corrupción más pobreza

Jennifer Vega, integrante del pleno del Tribunal de Ética Gubernamental desarrolló el Impacto de la corrupción en la vigencia de los Derechos Humanos, en ese sentido hizo una mención de datos estadísticos que reflejan la pobreza de la sociedad salvadoreña, contra la abundancia de malversación de fondos.

Entre los datos más relevantes enfatizados por la experta según estadísticas del 2013 están que el 43% de la población es pobre en El Salvador, la mortalidad infantil es del 45.21%,  menos del 20% de los salvadoreños tiene acceso a internet, El Salvador aparece lugar 107 en los índices de desarrollo humano, y además en segundo lugar con el mayor número de homicidios con un 60.2 por cada 100 mil habitantes, cifras sumamente preocupantes, indicó la integrantes del TEG.

“Detrás de un acto de corrupción siempre habrá una violación directa o indirecta a los derechos humanos”, recalcó Vega.

Juan Carlos Sánchez, coordinador del Programa de Transparencia y Anticorrupción de FESPAD y Herminia Funes, comisionada del Instituto de Acceso a la Información Pública, quien moderó el foro, hicieron un llamado a la sociedad civil para denunciar y poner un basta ya a la corrupción pública y privada en El Salvador.

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *