FESPAD participa en el 169º periodo de audiencias de la CIDH

Este 1 de Octubre de 2018 FESPAD, como parte de la Mesa por el Derecho a Defender Derechos, participó en el 169 Periodo de audiencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Fueron 3 informes sobre El Salvador los que se presentaron por parte de las organizaciones de Sociedad Civil.

La Coordinadora del Programa de Transparencia y Anticorrupción, Loyda Robles participó en representación de FESPAD, exponiendo parte del informe relativo a la situación de las Personas Defensoras en nuestro país, detallando la vulnerabilidad en la que se encuentran, la cual se manifiesta, por ejemplo, en la criminalización e incluso asesinatos.

3

Loyda Robles, de FESPAD participando en la audiencia ante la CIDH

Robles a su vez insistió en que El Salvador urge de un marco normativo para garantizar la protección de las personas que defienden  Derechos Humanos, recordando que como Mesa, recientemente presentaron una propuesta de Ley con ese objetivo.

«Instamos al Estado salvadoreño a reconocer públicamente el impacto de la violencia que enfrentamos en El Salvador, las personas defensoras de Derechos Humanos, propiciando además las medidas inmediatas de protección a quienes ya están siendo agredidas por su labor, como parte del reconocimiento de las medidas necesarias para la documentación y sistematización de casos contra personas defensoras de Derechos Humanos» señaló Robles durante su participación ante la CIDH.

Otros informes presentados ante la CIDH por parte de El Salvador fueron relativos a la situación de búsqueda de personas adultas desaparecidas durante el Conflicto Armado; y sobre la situación de personas con discapacidad.

El 169º periodo de sesiones se desarrolla desde este lunes hasta el 5 de Octubre, en las instalaciones de la Universidad de Colorado, en Boulder, Colorado, Estados Unidos.

Simultáneamente a la audiencia, en nuestro país la Mesa por el Derecho a Defender Derechos realizó un foro donde se transmitieron las participaciones ante la CIDH.

WhatsApp Image 2018-10-01 at 11.49.01 AM (1)

Defensoras y defensores de Derechos Humanos en nuestro país participaron de la transmisión de la audiencia.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, establece que el marco de análisis básico para determinar quién debe ser considerado como defensora o defensor de derechos humanos se encuentra contenido en la Declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentalmente reconocidas (o como se le conoce “la Declaración de Naciones Unidas sobre Defensores”). El artículo 1 de la Declaración de Naciones Unidas establece que “Toda persona tiene derecho, individual o colectivamente, a promover y procurar la protección y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales en los planos nacional e internacional”.

Sin embargo, pese a que este 2018 se cumplen 20 años desde que se aprobó la Declaración de Naciones Unidas sobre Defensores, la lucha por los derechos humanos en El Salvador es una labor de riesgo, las personas y organizaciones que se dedican a esta labor se ven expuestas a una serie de amenazas que atentan contra su integridad física y psíquica, su seguridad, dignidad y hasta su propia vida, incluyendo la de sus familias o grupos de trabajo.

Algunos países de Latinoamerica han trabajado en la construcción de marcos jurídicos que permitan el reconocimiento y protección de la labor de los defensores y defensoras de derechos humanos, El Salvador no cuenta aún con tan importante marco normativo, que fue una de las recomendaciones que hiciera el Relator Especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre los Defensores de Derechos Humanos, Michel Forst, quien  instó a El Salvador a adoptar una legislación que proteja a las personas que se dedican a esa labor.

Durante la visita que hiciera al país en el marco al XX aniversario de la Declaración de los Defensores de Derechos Humanos, en su ponencia, el relator señaló que los países deben reconocer la existencia de los problemas que enfrentan los defensores, no estigmatizarlos, protegerlos y definir su papel.

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *