LOS RETOS DE LA INSTITUCIONALIDAD FRENTE A LA CORRUPCIÓN

El origen y fin del Estado es la persona humana, en razón de lo cual toda su organización debe estar orientada a la búsqueda del bien común de la sociedad y no de intereses personales o de pequeñas elites políticas y/o económicas. El gobierno debe de estar organizado de tal forma que garantice el pleno ejercicio de los derechos a la ciudadanía; por medio de sus funcionarios debe de ejecutar las políticas, planes y programas que lleven a concretizar el referido fin.

Para evitar los abusos de poder en todo Estado Democrático y Constitucional de Derecho las y los funcionarios públicos gozan solamente de las facultades que les da la Constitución de la República y que desarrollan las leyes secundarias (principio de legalidad de la administración pública). En ese sentido, cualquier acción u omisión cometido por un funcionario público fuera de sus facultades,
constituye una transgresión directa a la institucionalidad del país… (Ver texto completo en el siguiente enlace)
BOLETIN ACTUALIDAD Y POLITICAS PUBLICAS (Corrupción)

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *