No deben tolerarse las detenciones arbitrarias

En horas de la mañana de este día, la Policía Nacional Civil -PNC- detuvo al joven Mario Gómez, activista especializado en sistemas de información y tecnologías. Según el testimonio de su madre, la detención se realizó sin que los agentes policiales explicaran los motivos.

Horas más tarde la PNC informó en sus redes sociales que Mario Gómez estaba en vías de investigación por supuestos “delitos de fraude financiero”.

Esta detención es ilegal y arbitraria, porque concurre lo siguiente:

  1. No se presentó una orden de captura ni se brindaron motivos para privarlo de libertad e incautarle pertenencias personales.
  2. Tuvo dificultad para ejercer su derecho a defensa: Mario Gómez no pudo tener comunicación inmediata con su abogado defensor.
  3. Miembros de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos -PDDH- también tuvieron dificultades para verificar las condiciones en que se encontraba el joven.
  4. La PNC también restringió el ejercicio periodístico de quienes daban cobertura al hecho.

Si bien se ha dado a conocer que Mario Gómez fue puesto en libertad, esta acción constituye una detención arbitraria. En todo caso, las diligencias de investigación son dirigidas por la Fiscalía General de la República y durante ellas no media una captura. Pareciera que es, además, una acción intimidatoria dirigida no solo a Mario Gómez, por su crítica hacia la implementación de la “Ley Bitcoin”, sino a todas las voces disidentes del actual gobierno.

Esperamos que este hecho no sea calificado como un malentendido como ocurrió con los abusos que sufrieran recientemente algunos periodistas cuando daban cobertura en las cercanías del mercado San Miguelito en San Salvador.

San Salvador, 1 de septiembre de 2021.

 


Comunicaciones

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *