Acompañamiento a propuesta de derogatoria de decreto 23

Jornadas de sensibilización en defensa de la tierra

El pasado 2 de marzo, FESPAD desarrolló en la casa comunal del Puerto El Triunfo, Usulután, el círculo territorial de discusión denominado “Construcción de Propuesta de Derogatoria de Decreto 23”, dirigido a habitantes de comunidades que no poseen títulos de propiedad y que se ubican en la zona oriental del país, específicamente en los departamentos de Usulután, San Miguel y La Unión. Estos habitantes viven bajo amenaza de desalojo por la probable realización de proyectos de inversión turística, generación de energía hidroeléctrica y explotación minera, entre otros proyectos.

En el desarrollo del círculo se compartió el contenido de la resolución de la Corte Suprema de Justicia sobre el Decreto 23; las consecuencias jurídicas que trae aparejada la resolución y las posibles acciones jurídicas, políticas y sociales que se pueden impulsar a fin de solicitar a la Asamblea Legislativa la derogatoria del decreto en mención.

En el evento, se presentó a los habitantes la iniciativa social denominada Movimiento Nacional en Defensa de la Tierra de las Comunidades Indígenas, Campesinas y Urbanas – MOVI-TIERRA -, sus antecedentes históricos y objetivos; así como la problemática de tierra en la zona central, paracentral y oriental del país. Finalmente, se presentó y juramentó el “Comité Regional de MOVI-TIERRA de la zona Oriental”.

El Comité Regional está conformado por cinco personas, en representación de los diferentes departamentos de la zona oriental; y serán responsables de la elaboración y ejecución de la estrategia territorial organizativa, procurando acciones regionales en defensa de la tierra y en coordinación con los demás Comités de la zona central, paracentral y occidental.

El propósito de esta actividad fue conformar y fortalecer un sujeto social nacional desde, para y por las y los afectados y amenazados en el derecho a la tierra; que reivindique, luche, exija, demande y defienda el acceso a la tierra como un derecho humano universal e integral, que posibilite la consecución de la vida en dignidad de las comunidades indígenas, campesinas y urbanas.

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *