Evelyn Hernández, inocente

Evelyn Beatríz Hernández Cruz fue absuelta hoy,  19 de agosto de 2019, de un delito que no cometió, sentándose así un precedente

en relación a la criminalización que sufren mujeres en El Salvador al experimentar partos extrahospitalarios, abortos espontáneos u otras complicaciones obstétricas.

Evelyn Hernández, durante la vista pública. | Foto: FESPAD

Evelyn enfrentó un proceso criminalizante que duró más de tres años, y que ha implicado un desgaste para la joven y su familia. Para los abogados de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho -FESPAD- en la vista pública de hoy «se cerró un ciclo con una sentencia que reafirma la inocencia de la joven de 21 años».

El 5 de julio de 2017, Evelyn fue condenada por el Tribunal de Sentencia de Cojutepeque a 30 años de prisión por homicidio agravado; decisión que fue revertida por la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia, en octubre 2018. Evelyn fue puesta en libertad el 15 de febrero de este año, con medidas sustitutivas, luego del cumplimiento del plazo máximo de detención provisional y que la FGR no contara con pruebas que determinarán su culpabilidad.

El Tribunal de Sentencia de Cojutepeque no encontró elementos probatorios que determinasen  acciones dolosas e ilícitas por parte de Evelyn, por ello decidió emitir una sentencia absolutoria, lo que además de reafirmar la inocencia de Evelyn, constituye una victoria frente a un sistema de justicia criminalizante para con la mujer.

Defensa técnica de Evelyn Hernández, a la salida del Centro Judicial Integrado de Ciudad Delgado. | Foto: FESPAD.

La joven sufrió un parto extra hospitalario en su vivienda, el 6 de abril de 2016. A raíz de la emergencia obstétrica, perdió el conocimiento y fue trasladada al Hospital Nacional de Cojutepeque “Nuestra Señora de Fátima”, para recibir la atención médica, sin embargo, fue denunciada ante la Fiscalía General de la República -FGR- por personal médico del centro de salud que le asistió.

El Coordinador del Programa de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de FESPAD, Omar Flores señaló algunas de las irregularidades del proceso.

«Se evidenció demora en la justicia, transgresiones al debido proceso, un sistema de justicia plagado de estereotipos de género y criminalizante. La prueba reveló que la causa de la muerte de su bebé se dio por neumonía aspirativa, producto de haber respirado meconio (material fecal y líquido amniótico) en el vientre de la joven, por lo que no existió nunca una acción dolosa», puntualizó Flores.

Este caso es similar al que atraviesan muchas mujeres en el país, en su mayoría en condición de pobreza, las cuales son acusadas injustamente de delitos que no han cometido, y a quienes  les son violadas sus garantías constitucionales.

Por su parte Teresa Delgado, también de FESPAD y parte del equipo jurídico de Evelyn instó a la Fiscalía General de la República a actuar libre de prejuicios en este tipo de casos.

«Reiteramos el llamado a la Fiscalía General de la República a que deje criminalizar a mujeres, basada en prejuicios sociales y religiosos, y más bien se informe sobre los casos, garantizando sobre todo, el principio de presunción de inocencia y las garantías mínimas que deben regir en un Estado Constitucional de Derecho», detalló Delgado.

Teresa Delgado, abogada de FESPAD, manifiesta su satisfacción tras la absolución de Evelyn. | Foto: FESPAD.

FESPAD junto al resto de organizaciones celebró la libertad de Evelyn, pero ante una situación de vulnerabilidad que continúan viviendo las mujeres reiteró el compromiso como institución defensora de Derechos Humanos de continuar realizando acciones que garanticen el debido proceso y prevalencia de la dignidad humana.

Comunicaciones

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *