“Ni aunque me traigan al Papa me harán cambiar de opinión”: Alcalde de Sonsonate

Vendedores de Sonsonate

El lunes 9 de septiembre FESPAD participó  como mediador en reunión sostenida entre el  Alcalde de Sonsonate, José Roberto Aquino Ruíz, y representantes del Colectivo de Personas dedicas al Comercio de Subsistencia en el Municipio de Sonsonate (COPECOSUB). En edil  no aceptó ninguna de las peticiones de los vendedores y tampoco se comprometió a garantizar el cese  de las agresiones físicas y morales en contra de los vendedores del municipio.

“Ni aunque me traigan al Papa me harán cambiar de opinión” fueron las palabras con las que José Roberto Aquino Ruíz, Alcalde de Sonsonte por el partido ARENA, cerró la reunión sostenida con representantes de más de 300 vendedores del sector informal del municipio de Sonsonate. En dicha reunión participaron representantes de la Iglesia Católica, autoridades de la Policía Nacional Civil, delegados de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos. FESPAD participó en la reunión dando acompañamiento a los vendedores y con el objetivo de mediar en el conflicto.

En la reunión los vendedores denunciaron las agresiones físicas de que han sido objeto por parte de miembros del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM). En su testimonio, una de las mujeres que participó en la reunión señaló que mientras vendía de manera ambulante los agentes del CAM la amenazaron con quitarle a su hija y remitirla una institución gubernamental si insistía en ejercer el comercio de productos en la calle. Otra mujer relató que fue capturada y golpeada  por agentes del CAM  debido a los reclamos que les hizo por los golpes dados con una varilla a otro vendedor ambulante. a ella se le golpeó con un cinturón.

Además de denunciar las agresiones ante el Alcalde, los vendedores le solicitaron que les permitiera ejercen el comercio de sus productos de manera ambulante (sin ocupar aceras) en un sector específico del Municipio de Sonsonate, es decir, que se les permitiera transitar por ese espacio cargando sus productos y ofreciéndolos al público. La propuesta fue rechazada rotundamente por el alcalde arenero quien tampoco se quiso comprometer a garantizar la integridad física y moral de los vendedores.

Un día después de la reunión sostenida con el Alcalde, el martes 10 de septiembre, trascendió por diversos medios de comunicación, el acaecimiento de nuevas agresiones físicas y sicológicas sufridas por los vendedores de Sonsonate. Una persona tuvo que recibir atención hospitalaria mientras que otra quedó emocionalmente afectada al ser objeto de disparos de escopeta por parte de un agente del CAM, los cuales casi alcanzan a su menor hijo, según lo informaron representantes de los vendedores.

FESPAD le ha dado seguimiento a la problemática desde el mes de julio pasado. En esa fecha un grupo de vendedores de Sonsonate se avocó a la institución para denunciar la constante persecución y agresiones de que son objeto por ofrecer sus productos de manera ambulante.

Actualmente, FESPAD prepara una demanda de inconstitucionalidad en contra de la Ordenanza Municipal que prohíbe ejercer el comercio de manera ambulante y faculta a los agentes del CAM a decomisar los productos a las personas que lo hagan. La demanda será presentada el próximo 18 de septiembre ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *