Realidad nacional, con enfoque desde lo laboral

Dagoberto Gutiérrez analizó la realidad nacional. Por supuesto, el gobierno de Mauricio Funes es un tema que no puede dejarse afuera de tan profundo análisis

Miembros y miembras de la Mesa Permanente por la Justicia Laboral, personal de FESPAD, entre otros, se hicieron presentes y escucharon absortos cada palabra que Dagoberto había preparado para está ocasión.

Al inicio del evento, el conocido análista político explicó sobre cómo los hombres y mujeres vemos la realidad a través de la ideología. Dijo que ésta es algo insustituible y que nunca tenemos una relación directa con la realidad.

De esta forma, manifestó que en El Salvador los procesos políticos suelen verse a través de las ideologías y que sus interpretaciones corresponden a esa estructura que cada quien adopta como suya.

Al hacer un breve repaso por la historia reciente de nuestro país, Dagoberto aseguró que “hemos sido un laboratorio completo del neoliberalismo y que en ninguna parte del mundo se ha aplicado como aquí”.

Con ironía, Dagoberto se muestra sorprendido cómo en los últimos años este pueblo ha sobrevivido a la pobreza y represión que es impuesta por la oligarquía. Asegura, que luego de 20 años de gobiernos de ARENA, en El Salvador se vive una época especial, de crisis y de grandes desafíos.

Asegura que este gobierno no corresponde a un gobierno de izquierdas, pero que Mauricio Funes debe mantener esa visión para gozar del prestigio mundial, pero advierte a los movimientos sociales que mantener una posición dependiente es ilusorio y fatal para las clases obreras y populares y que se acerca el momento de tomar decisiones cruciales para todos.

Señala que el mundo ha dado un giro sorprendente y que Estados Unidos en este momento no posee la misma posición dominante que hace años, que la balanza se ha inclinado a favor de Brasil, Rusia, India y China y, que por parte de América Latina, hoy con los gobiernos de Bolivia, Ecuador, Brasil, Argentina y Venezuela ya se dibuja un escenario que no es favorable al imperio.

Finalmente, sentencia que el futuro de los salvadoreños está en construir su propio destino y no dejárselo en manos a partidos políticos ni a personajes que puedan resultar oscuros para los intereses del pueblo.

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *