Sacerdote amenazado por defender Derechos Humanos

En apoyo al Padre Toño Rodríguez

El pasado 20 de septiembre, diversas organizaciones de la sociedad civil hicieron público su apoyo al sacerdote de la orden pasionista, Antonio Rodríguez López (Padre Toño), quien el pasado 5 de septiembre del año en curso, recibió un aviso de una fuente confiable para él, sobre la preparación de un plan para asesinarlo.

Esta información le fue confirmada al Padre Toño, por otra fuente el día siguiente a la amenaza; este mismo día a las 11:45 a.m., el conductor de un automóvil gris, con vidrios polarizados, le gritó “Te van a matar”, para luego marcharse.

El apoyo fue externado en conferencia de prensa, en donde Ovidio Mauricio, Director Ejecutivo de Tutela Legal del Arzobispado de San Salvador y vocero en la conferencia, lamentó que el Gobierno y las autoridades competentes no investigaran estos hechos que son perseguibles de oficio. Por su parte Nelson Flores, Coordinador del Programa de Seguridad Ciudadana y Justicia Penal de FESPAD, recordó que el padre Antonio Rodríguez, ya ha sido víctima en el pasado de amenazas, cuando hizo propuestas para una tregua entre el gobierno y las pandillas, propuestas que no se retomaron, recordó que en ese entonces lo llamaron “Vocero de las Pandillas”.

Como parte de las demandas, las organizaciones expresaron que se garantice la integridad física del Padre Antonio Rodríguez López; realizar una investigación exhaustiva sobre este y todos los casos de persecución y/o amenazas a defensoras y defensores de derechos humanos, que por el rol que desempeñan dentro de la sociedad salvadoreña, tienen una situación de alto riesgo y desprotección; un accionar oportuno ante hechos como el descrito, que minimice los riesgos potenciales de las y los defensores de derechos humanos y que ponga fin a la impunidad; y que a nivel estatal se garanticen las coordinaciones con las organizaciones de la sociedad civil que han acumulado experiencia en el trabajo con población vulnerable para coadyuvar esfuerzos en el combate de la violencia de raíz. Para ello es necesario que exista apertura y tolerancia en las críticas constructivas y propuestas estratégicas como las que han venido haciendo las organizaciones. Es claro que en el combate de la violencia se debe trabajar de la mano entre las instituciones del Estado y sociedad civil.

Desde la llegada del padre Antonio Rodrigues López a El Salvador en el año 2001 ha venido trabajando en las comunidades mas vulneradas y vulnerables del municipio de mejicanos, lugar donde lo delegaron como Párroco en la Iglesia Católica San Francisco de Asís. No cabe duda que para las personas o instituciones que se preocupan por impulsar procesos de prevención, rehabilitación y denuncia relacionados a las pandillas en el país, quedan expuestos y vulnerables frente a decisiones del poder, pero también frente a estructuras criminales que no ven con buenos ojos la búsqueda de solución a la violencia y criminalidad que se vive en El Salvador. El caso del padre Antonio, es un ejemplo de esa vulnerabilidad.

Las organizaciones que acompañaron la conferencia son:

Coordinadora Ecuménica de la Iglesia de las y los Pobres de El Salvador, CEIPES; Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho, FESPAD; Centro para la Promoción de los Derechos Humanos “Medeleine Lagadec”; Asociación PROBUSQUEDA de Niños y Niñas Desaparecidos; Comité de víctimas de violaciones a los Derechos Humanos “ Marianella Garcia Villas”; Comité de Derechos Humanos no Gubernamental de El Salvador; Comité de Madres y Familiares de Desaparecidos y Asesinados Monseñor Oscar Arnulfo Romero; Tutela Legal del Arzobispado de San Salvador; Iglesia Anglicana de El Salvador; Iglesia Bautista Enmanuel. IBE; Instituto de Investigación, Capacitación y Desarrollo de la Mujer, IMU; Concertación Monseñor Romero

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *