Sociedad civil exige detención de ex militares

Sentada por la justicia y el respeto a las víctimas de la guerra

Como parte de las acciones de exigencia para demandar de las y los magistrados de la Corte Suprema de Justicia la inmediata resolución y la orden de detención de los los nueve militares procesados en España y acusados de asesinar en 1989 a seis sacerdotes jesuitas, su colaboradora e hija, diversas coaliciones de organizaciones de la sociedad civil, en coordinación con víctimas del conflicto armado, realizamos este 17 de agosto una“sentada por la justicia y el respeto a las víctimas de la guerra”.

La actividad consistió en una protesta pacífica que se concentró frente a la entrada de la Corte Suprema de Justicia, y que concluyó con la entrega a las y los magistrados, de un escrito en el que expresan su preocupación por la forma en que se ha venido postergando la decisión que debe emitir la Corte al respecto de este tema, y recordándoles que el proceso de reconciliación de la sociedad salvadoreña exige transparencia de las y los funcionarios públicos en la lucha contra la impunidad.

Además, aprovechamos la oportunidad para recordarles a las y los magistrados, que la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de Lesa Humanidad señala en su Artículo IV que ”Los Estados se comprometen a adoptar, con arreglo a sus respectivos procedimientos constitucionales, las medidas legislativas o de otra índole que fueran necesarias para que la prescripción de la acción penal o de la pena, establecida por la ley o de otro modo, no se aplique a los crímenes mencionados y en caso de que existan, sean abolidas”.

Para las víctimas del conflicto armado, que persisten en la exigencia de justicia por la muerte, desaparición y tortura de sus familiares y amigos, una de las formas de resarcir el daño que se les generó, será juzgar a los responsables materiales e intelectuales de estos hechos, en un proceso eficiente, transparente y justo, que a la fecha las instituciones salvadoreñas no han garantizado.

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *