UMO hace uso excesivo de la fuerza en desalojo

Desalojos en comunidad Los Ranchos, Intipucá

El pasado 22 de junio de 2012, en conferencia de prensa, el Movimiento Nacional en Defensa de la Tierra de El Salvador (MOVI-TIERRA), denunció públicamente que los días lunes 18 y martes 19 de junio del año en curso, la Jueza de Paz de Intipucá, Licenciada Ingrid Liseth Berríos Castillo, haciéndose acompañar de un amplio contingente de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO), grupo elite de la Policía Nacional Civil (PNC), procedieron a ejecutar el desalojo de un estimado de 117 familias habitantes en la Comunidad Los Ranchos, del Municipio de Intipucá, del Departamento de La Unión.

Según los voceros del MOVI-TIERRA, en medio de golpes, balas de goma, gas lacrimógeno, atropellos y un uso excesivo de la fuerza; la jueza Berríos procedió al desalojó de las familias que se habían asentado con fines de viviendas familiares desde hace doce años en el inmueble conocido como “Hacienda San Ramón”.

La carencia de otro lugar para vivir que les permita la supervivencia de su núcleo familiar, aunado a la situación de precariedad material, imposibilitó que estas familias constituidas por un número considerable de niños/as, mujeres y ancianos/as, desalojaran el inmueble de manera voluntaria, previo a la intervención policial.

Armados con garrotes, niños/as, mujeres y hombres con niños/as en brazos, mujeres embarazadas y ancianos/as formaron un débil frente para evitar que el pelotón de la UMO los desalojara de los terrenos que consideran como propios con base al derecho de posesión. No obstante, el estado de indefensión no representó un obstáculo para impedir la intervención desproporcionada de la PNC, quienes arremetieron con todas las personas que encontraban a su paso, violentando su derecho a la seguridad material y jurídica, a la integridad física y moral, a no ser sometidos a tratos crueles e inhumanos y a la protección por parte del Estado para garantizar el ejercicio, goce, conservación y la defensa de sus derechos.

Como consecuencia de las acciones de desalojo, algunas personas fueron detenidas, uno de ellos, el día 20 de junio fue llevado desde las bartolinas a un centro de salud, por presentar deterioro en su salud; además, momentáneamente desaparecieron niños y niñas; hubo personas heridas por balas de goma; casas y cultivos destruidos y pérdidas de enseres del hogar como camas, ropa, utensilios de cocina y alimentos. Aparte de ello, hubo afectaciones psicológicas en las personas, especialmente en niños y niñas.

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *