XXIII Aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz es un acontecimiento que merece reflexión

El pasado 22 de enero de 2015, en el programa “Cultura con vos” que se transmite en Radio YSUCA, en horario de 5:00 a 5:30 pm, y que es conducido por la poeta y periodista Marisol Briones; Omar Flores abogado del Programa de Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales de FESPAD y miembro del Equipo Regional de Monitoreo y Análisis de Derechos Humanos en Centroamérica, fue invitado para comentar sobre los avances y retos que tiene El Salvador en materia de derechos humanos en el marco del XXIII Aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz.

DSC00655

En dicho programa, se hicieron valoraciones sobre lo que representó la firma de los Acuerdos de Paz en Chapultepec, México, el 16 de enero de 1992. De manera retrospectiva se hizo referencia al genocidio de 1932, contra los pueblos indígenas y su cultura; la huelga general de brazos caídos que concluyó en mayo de 1944; el levantamiento estudiantil en Ahuachapán el 12 de diciembre de 1944; la efervescencia política y social en la década de los 70 y 80 del siglo pasado, concluyendo con la firma de los Acuerdos de Paz de 1992. Todos estos acontecimientos generados a partir de la invisibilización de los Derechos Humanos por parte del Estado.

Además, se considero que los Acuerdos de Paz permitieron el cese del enfrentamiento armado y la solución de las contradicciones internas por la vía política; no obstante, significó un consenso entre las fuerzas guerrilleras y el Gobierno de El Salvador para la implementación y consolidación de los “programas de ajuste estructural” que han generado mayores niveles de exclusión y desigualdad en el país.

En la actualidad, aún queda pendiente una reforma al sistema de judicial efectiva, la justiciabilidad a las víctimas del conflicto armado; mayor inversión en el área social que permita generar condiciones de vida digna en la ciudadanía, y por ende, una profunda reforma tributaria progresiva que permita una mejor redistribución de la riqueza.

Fespad

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *