COMUNICADO: No al permiso ambiental para el proyecto Ciudad Valle El Ángel

Las organizaciones que conformamos el Colectivo Salvemos Valle el Ángel exigimos al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales la no emisión del permiso ambiental del proyecto urbanístico Ciudad Valle el Ángel
Las comunidades de Apopa, Tutela de Derechos Humanos del Arzobispado de San Salvador, la iglesia católica, iglesias históricas, UCA y el Foro del Agua, quienes conformamos el Colectivo Salvemos Valle el Ángel, desde el año 2018, hemos realizado diversas acciones de oposición al proyecto urbanístico Ciudad Valle el Ángel; el cual será edificado sobre una extensión de al menos 508 manzanas, conformado por 3,500 lotes para vivienda, 3,000 apartamentos en edificios de 3 niveles, área de restaurantes, comercio, hoteles, hospitales, escuelas y terminal de autobuses, ubicado en prolongación del Boulevard Constitución entre Nejapa y Apopa, Cantón Joya Galana, municipio de Apopa, departamento de San Salvador.

Como colectivo hemos realizado denuncias ante el Juzgado Ambiental de San Salvador respecto de la contaminación de este proyecto; se han entregado piezas de correspondencia ante la Asamblea Legislativa, con la finalidad que el Presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) explique los motivos técnicos por los que ha asegurado un caudal de 240 litros de agua por segundo a favor de la Sociedad Dueñas Hermanos Limitada; asimismo, en el marco de la consulta pública, hemos entregado cartas de oposición ante el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, expresando las razones técnicas y legales por las que rechazamos el proyecto; además, se entregó una demanda de inconstitucionalidad, ante la Sala de lo Constitucional, contra el Convenio firmado entre ANDA y la Sociedad Dueñas Hermanos Limitada, puesto que este instrumento contiene una concesión implícita, garantizando agua de una de las mejores fuentes de agua de El Salvador a favor de un grupo perteneciente a la élite económica salvadoreña.

Nosotros acudimos a todas las instancias nacionales, de las cuales no hemos tenido respuestas. La Asamblea Legislativa ha hecho cita al Presidente de ANDA, sin embargo el titular no ha atendido el llamado; el MARN, hasta el momento, no ha hecho de nuestro conocimiento su opinión respecto de las más de 4,500 cartas de oposición presentadas en la consulta pública del Estudio de Impacto Ambiental del proyecto urbanístico; y, por otro lado, la Sala de lo Constitucional no ha hecho un pronunciamiento de la demanda de inconstitucionalidad interpuesta contra el Convenio ANDA-Dueñas el día 4 de octubre de 2019.

A pesar que se han activado todos los mecanismos de defensa del derecho humano al agua y del derecho al medio ambiente sano, las autoridades mencionadas no han activado ningún mecanismo de protección. Esto es el resultado de la cooptación de las instituciones públicas por parte del poder económico, es decir, que las entidades públicas se encuentran a merced y al servicio de grupos de poderes fácticos cuyos intereses son la acumulación de capital a través de la economía del despojo.

Por ello es importante recordar acá lo que el Papa Francisco ha dicho: “Un estudio del impacto ambiental no debería ser posterior a la elaboración de un proyecto productivo o de cualquier política, plan o programa a desarrollarse. Tiene que insertarse desde el principio y elaborarse de modo interdisciplinario, transparente e independiente de toda presión económica o política.” (LS 183). “La política no debe someterse a la economía y ésta no debe someterse a los dictámenes y al paradigma eficientista de la tecnocracia. Hoy, pensando en el bien común, necesitamos imperiosamente que la política y la economía, en diálogo, se coloquen decididamente al servicio de la vida, especialmente de la vida humana.”(LS 189).

Esta situación desampara a las comunidades potencialmente afectadas con la ejecución del proyecto urbanístico Ciudad Valle el Ángel, puesto que sus exigencias no son atendidas; el Órgano Judicial incumple su mandato de “pronta y cumplida justicia”; provocando que ANDA y la familia Dueñas denieguen el derecho humano al agua a las comunidades aledañas y, además, despojándolos de sus medios de vida.
Como Colectivo consideramos que los mayores beneficiarios del silencio de las autoridades son la familia Dueñas, permitiendo que este grupo económico ejecute el proyecto Ciudad Valle el Ángel, degradando los ecosistemas, el paisaje; afectando el microclima, los medios de vida; y violentando el derecho humano al agua de las comunidades empobrecidas; lo cual disminuirá su calidad de vida y la economía local de las personas.

Por lo anterior, como Colectivo Salvemos Valle el Ángel exigimos:

  1. Que la familia Dueñas deje de ejercer presión sobre las autoridades públicas con la finalidad de que no sean afectados sus intereses económicos;
  2. Que el Presidente de ANDA, Frederick Benítez, asista a la Asamblea Legislativa a dar explicaciones de las razones que motivaron el otorgamiento de 240 litros de agua por segundo a favor de la familia Dueñas;
  3. Que el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales haga saber su opinión respecto de las más de 4,500 cartas de oposición presentadas en la consulta pública del proyecto Ciudad Valle el Ángel; y
  4. Que la Sala de lo Constitucional actúe con prontitud en cuanto a la admisión de la demanda de inconstitucionalidad presentada el día 4 de octubre de 2019; dado que la ejecución de un proyecto como este tendrá daños irreversibles.

San Salvador, 28 de febrero de 2020


Puede descargar el documento aquí: https://bit.ly/2uIkuH2
Comunicaciones

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *